Imagen astronómica del día

1 de septiembre de 2008

El mejor invento de la humanidad

Dicen que los cáncer estamos influidos por la Luna. No creo en estas cosas, pero acepto que la tradición popular a veces tiene algo de razón.Ya desde pequeño, cuando miro la Luna, veo la cara de una bella mujer que me está mirando fijamente. No le puedo decir nada, está muy lejos y me gustaría poder preguntarle por qué siempre me mira a mí con esa sonrisa.

Cuando tengo que pensar en algo importante me gusta hacerlo en un lugar tranquilo, si es posible en la orilla del mar, con el sonido de las olas y concentrarme mirando a este faro tan potente que es la Luna. Así he tenido mis mejores ideas y resuelto los problemas que me han parecido más complejos. Quizá esa mujer me transmite su sabiduría.

Para realizar un nuevo proyecto, un nuevo invento o desarrollar una nueva idea, la verdad es que hay que pensar mucho, dedicarle tiempo, horas de dibujo, de cálculo, de borradores, de anteproyectos, de ordenador, consultas de catálogos, bibliografía técnica … etc.



Parece que los inventos los tengan que hacer los ingenieros o científicos y así es en general, pero casi siempre trascienden más a la sociedad los que realizan los aficionados o los que se realizan por casualidad.


Hay “pequeños” inventos como la fregona, el chupa-chup, el “post-it”, el cepillo dental, las cerillas, el “Bic”, la jeringa, el baño, etc. etc…, por supuesto todos muy útiles, pero quiero referirme a los otros inventos, a los que han cambiado a la sociedad en profundidad.

Esta introducción viene a que una noche, hace unos días, estábamos unos amigos, Anna, Gerard y yo, cenando en una terraza al lado del mar. El clima era bueno, la luna llena se veía majestuosa a poca altura del horizonte reflejándose sobre el mar. Música de jazz de fondo, suelo de césped natural, luz de velas en las mesas y un ambiente muy agradable.
Nuestra conversación divagó por diversos temas intrascendentes. Pero pasada ya la medianoche nuestra conversación derivó hacia un tema recurrente, debido a nuestras inquietudes y “deformación” profesional similar. Nos preguntamos ¿cuál es el mayor o mejor invento de la humanidad, de todos los tiempos?

Enseguida empezamos a recitar, casi simultáneamente, la lista de siempre: el control del fuego, la agricultura, la rueda, la moneda, la escritura, la música, la imprenta, la penicilina, la anestesia, las vacunas, la máquina de vapor, los anticonceptivos, las inmensas aplicaciones de la electricidad (la bombilla, el teléfono, el transistor y su extrema miniaturización de miles de millones por mm2, los electrodomésticos, ordenadores, internet…), la ingeniería genética (sus aplicaciones en un futuro próximo producirán un gran cambio en la humanidad)… etc. etc. etc. …

La lista se nos antojó larga. Anna enseguida se preguntó que quizá la evolución de la humanidad sea el resultado de ir aplicando en cada momento y de manera sucesiva la gran cantidad de inventos y descubrimientos que se han producido y esto ha provocado modificaciones, evolución y desarrollo en la conducta de la sociedad, hasta llegar a la actualidad.

Sin darse cuenta mencionó dos palabras “inventos" y “descubrimientos”. Como sabes, no es lo mismo, le dije.


¡Englobemos las dos cosas!, contestó rápidamente, ya que tienen el mismo resultado en la sociedad. Gerard enseguida dijo que en algunos casos puede ser similar como el caso del fuego. Es un descubrimiento, pero su control y aplicación es un invento. Pero, por ejemplo, el descubrimiento de Plutón no fue un invento.

¡Bien!, pues definamos a lo que nos queremos referir, sea invento o descubrimiento, dijo Anna, con la agilidad mental que la caracteriza.

Entre los tres llegamos a la conclusión siguiente: “Un invento es algo creado por el ser humano, que implica aplicaciones que no existían previamente y el descubrimiento-invento es el fenómeno o leyes existentes del que el ser humano obtiene aplicaciones que tampoco existían previamente”.

Habrá definiciones más ortodoxas o más precisas, pero esta nos pareció bien en ese momento para englobar invento y aplicaciones de descubrimientos.

Ahora nos faltaba decidir cuál era el invento más importante. Tendría que ser aquel que más ha cambiado a la humanidad para su bien, para su evolución positiva.


Sin darnos cuenta volvimos a recitar el arsenal de inventos que habíamos mencionado, razonando hasta la saciedad sus importantes aplicaciones para la humanidad.

Nuestra memoria histórica nos hace recordar lo más reciente como la electricidad controlada. Con la electricidad, dijo Anna, la transformación que se ha producido en la vida de las personas ha sido rápida y muy grande. Máquinas que iban con tracción animal o con máquinas de vapor, multiplicaron su potencia, velocidad y efectividad en proporciones jamás imaginadas. Toda la industria utiliza la electricidad. Fábricas en todo el mundo pueden producir bienes en grandes cantidades. La imprenta de tipos móviles que podía producir unas pocas páginas al día, ahora las impresoras offset y las rotativas producen hasta 12 mil ejemplares por hora, a cuatro colores, pudiendo así llegar libros, revistas y la cultura en general a casi todo el mundo. La electrificación, la radio, teléfonos, electrodomésticos, ordenadores, calculadoras, telecomunicaciones, internet… también ha favorecido los avances en medicina y en otras ciencias. No somos ni remotamente conscientes del cambio que ha producido la electricidad en la sociedad, superior creo que el que produjo el control de la agricultura y ganadería.

Sí, pero la agricultura y la ganadería fueron fundamentales para el asentamiento de las tribus nómadas y evitar los riesgos de la caza y penurias alimenticias y así construirse las primeras ciudades. Así al haber recursos suficientes, ciertos individuos podían dedicarse al arte, la música, filosofía, estudiar la naturaleza, buscar aplicaciones, hacer más inventos, a la transmisión de la cultura y nos sociabilizamos más.

¿Pero y la escritura? con ella se pudo en un principio llevar la contabilidad, registros y posteriormente poder dejar, para las generaciones futuras, su hitos, su mitos, su literatura y su historia.

Así fuimos analizando cada uno de los inventos, sin llegar a ninguno transcendental.

Gerard, de pronto dijo que quizá lo que más había cambiado a las sociedades había sido la creencia en dioses y la construcción de las religiones. Quizá dios había sido el mayor invento de la humanidad. Esta reflexión no es nueva, le contestamos. Las religiones pueden ser un invento de las diferentes sociedades para buscar una explicación a los fenómenos desconocidos y por otro lado un dios al que adorar les daba protección. Pero ¿crees que es un invento según la definición que hemos realizado antes? dijo Anna. Creo que la sociedad no ha avanzado por creer en dioses, en todo caso siempre ha retrasado su evolución. En las primitivas sociedades pudo ser beneficiosa ya que un dios daba protección, esperanza, ahora ya no. Sinceramente creo que el invento del dinero ha cambiado más a la sociedad que el invento de dios.






Tras varias horas buscando las bondades de cada invento, empezó a amanecer, el sol se veía salir por el horizonte sobre el mar, la música ya no tocaba, pero se oían las olas del mar romper sobre las rocas y Anna, arrancando un poco de césped del suelo y poniéndolo encima de la mesa, dijo: ¿qué inventor es capaz de hacer algo más perfecto y más complejo que esto? y los tres nos quedamos durante un rato callados, meditando.

Transcurrido un rato, viendo el bello espectáculo del amanecer, pagamos, apagamos las velas y nos fuimos a casa.





9 comentarios:

Raquel dijo...

Hola,
Leo los blogs de Público, aunque no participe en los comentarios. Me gusta tu blog, pero veo que escribes poco. Ahora acabo de ver el de los inventos, es maravilloso ¿es Sitges verdad?
He estado.

Seguiré leyendo.

Josep Ros dijo...

Raquel, participa en los comentarios, es entretenido.

La última foto evidentemente es de Sitges. Si eres de la zona se distingue fácilmente.

Saludos

Alba dijo...

Hola Josep.
Todos los inventos son importantes. Pero todo está hecho, sólo tenemos de descubrirlo.
Michelangelo Buonarroti cuando terminó de esculpir a Moisés dijo que todas las esculturas ya estaban hechas, solamente faltaba retirar el material de había alrededor para que así se viera la escultura. Esto pasa con los inventos hay que descubrirlos.

Un abrazo Josep

Josep Ros dijo...

Alba,
Efectivamente todos los inventos son importantes. La opinión de Miguel Angel es muy ilustradora. Pero hay que saber qué material hay que retirar para que queda la obra de arte y esto sólo lo sabe un artista.
Con los inventos pasalo mismo. El fenómeno físico existe, pero la mente provilegiada que le encuentra la aplicación es el inventor.

Saludos.

Pedro dijo...

Estaba buscando información sobre los mejores inventos y he visto tu descripción. No es exáctamente lo que estaba bucando, pero me ha gutado. Supongo no te sabrá mal que me lo copie. Gracias.

Pero H.
Granada

Sandra dijo...

Te has alargado mucho para al final no concretar mucho sobre el mejor invento. Cuál es, el dinero o Dios. Creo que no hay un invento que sea el mejor. Cada invento y cada descubrimiento del hombre es un pequeño escalón que vamos subiendo (a veces otras cosas nos hacen bajar un peldaño) pero lo recuperamos enseguida. Es una concatenación de sucesos, un cúmulo de cosas que vamos descubriendo.
Newton dijo que se veía como un niño buscando conchas que fueran diferentes, en la orilla del mar, mientras el inmenso océnao representaba los conocimientos por descubrir.

Felicidades.

Sandra

Anna dijo...

Este si me ha gustado. Para mí el mejor invento es que el ser humano se crea superior el resto de los seres de la creación. Un invento del subconsciente.

Un abrazo.

Isabel dijo...

Bonita exposición la que haces. Más romántica que científica. Está muy bien expresada. Básicamente no te has dejado ningún invento.

Anónimo dijo...

Un precioso cuento de una noche de varano. De verdad me ha gustado.

Anabel